Hay empanadas realmente milagrosas. Y no solo por el sabor...