Hola, foreros. Aquí os dejo un enlace con la edición Kindle de "Los fantasmas de Edimburgo", la que yo considero mi mejor novela. El libro tuvo su vida en papel y ahora prueba fortuna en formato digital. Espero que lo disfrutéis.

http://www.amazon.es/Los-fantasmas-E.../dp/B00MG7K5T6


LOS FANTASMAS DE EDIMBURGO

NOVELA FINALISTA DE LOS PREMIOS HERRALDE Y FERNANDO LARA

Al profesor Luis Miguel Ortiz, protagonista de esta historia, no le van bien las cosas. O al menos no le suceden cosas normales desde el día en que un perro callejero eligió su aula para vaciar su estómago y, poco después, fue sorprendido en su despacho en medio de una situación comprometida. A partir de ahí su vida, expuesta sin pudor, cobra la forma de un descenso a los infiernos, con parada en la fantasmal ciudad de Edimburgo, donde tendrá lugar el encuentro con el Ladillas, agente de su destrucción, y conocerá el lado más oscuro de la existencia en el transcurso de un alucinante y alucinado verano. Zigzagueante, divertida, obscena, hilarante, minuciosamente incorrecta, "Los fantasmas de Edimburgo" constituye un festín de situaciones desaforadas e imprevistas, una bofetada en el rostro de los biempensantes y un ejercicio de maestría narrativa, que provoca por igual la carcajada y la reflexión, el asombro y el escándalo, pero nunca la indiferencia del lector.
Un Jekyll y Hyde para el siglo XXI.
"Una mirada sarcástica y cargada de electricidad. La confirmación de un prodigioso narrador del caos." (Andrés Pau)

************************************************** *
Algunas opiniones:

Siempre he pensado que el arte es, quizás, el único ámbito en el cual un individuo pueda ser, hoy, totalmente libre. Y desde luego Eloy Cebrián es uno de esos raros autores capaces de tomarse esa libertad absoluta y de hacernos ver lo "nauseabundas" que son en muchos sentidos nuestras patéticas existencias. (José Ángel Mañas)

"Los Fantasmas de Edimburgo" es un libro para reírse de todo un poco. Y también para reflexionar sobre muchas cosas. […] Divertido, incorrecto, sucio a veces, sin pizca de ternura ni de humanidad. Porque el protagonista es Hyde, con él mismo dice. Para el Doctor Jekyll no hay sitio en esta historia. (Pier Francesco Orsini)

Léanla sin contemplaciones, liberados de prejuicios, déjense llevar por un escritor que llama a las cosas por su nombre y por un tipo que ha tenido el inteligente valor de no detenerse, para evitar la caída, cuando se asoma al despeñadero. Ha tenido la decencia y el arrojo de dejarse llevar a ver qué pasaba. Y lo que ha pasado es este pequeño milagro literario. (Andrés Pau)

Este último libro nos confirma a Eloy M. Cebrián como un autor fundamental para un cierto tipo de literatura que empezaba a quedarse huérfana en nuestro país, del mismo modo que promueve, dentro de unos cánones a simple vista clásicos, una revisión libre de prejuicios de los arquetipos y los tópicos que definen nuestra tradición cultural. Y en este caso, lo hace creando un personaje inolvidable, pero con el que nadie querría cruzarse en su vida real. Ya era hora de que alguien se atreviera. (Daniel Quinn)

"Los Fantasmas de Edimburgo" es la novela más divertida, irreverente y mejor escrita que yo he leído desde hace muchos años. (Juan Ángel Fernández)

En esta novela, Eloy M. Cebrián eleva a la máxima potencia su fina ironía, su capacidad narrativa para, en pocas páginas, mostrarnos la más cruda realidad y a la vez sacarnos una carcajada. (Manel Haro)

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. O no. Eloy M. Cebrián saca un trabajo de corte irreverente escrito en tono de sátira, de contenido escabroso (incluso escatológico) que viene a recordar el clásico "American Psycho" aderezado con una finas hierbas de novela costumbrista y picaresca. El Eduardo Mendoza que todos llevamos dentro. (José Ángel Martínez)