He leido este escrito y evidentemente es una farsa que se detecta desde el primer protocolo. Luego he buscado en internet y efectivamente se comprobó que en realidad lo escribieron los zaristas temerosos de la proximidad de su caida y por supuesto necesitaban un chivo expiatorio para prolongar su dominio. Como chivo expiatorio seleccionaron a los judíos que son las típicas victimas de las culturas cristianas. Muchos de los parrafos de esta farsa fueron tomados de otros escritos como por ejemplo de Maquiavelo y otros autores.

Saludos