GRACIAS

Un buen día, me desperté en la mañana con la determinación de juntar todo el material que había a la disposición sobre el Ho’oponopono y colocarlo en un apartado, a mi alcance. De allí surgió la idea de escribir un libro. Las puertas de mi imaginación se fueron abriendo a medida que escribía, también las dudas se me fueron aclarando. Comenzó a perfilarse el sueño que una vez tuve de escribir un libro, pero que no cristalizó porque reinaron las dudas y la inseguridad en mí. Llegué a la conclusión de que si lo que te mueve es fuerte y te sale del corazón, todo es posible, aun si nunca lo has hecho, aun si queda algo de ese temor. Con la edición de esta obra veo al fin la materialización de ese sueño y es mi mayor deseo compartir contigo todo lo que yo aprendí.

En mi caso así fue que me decidí, y ahora quiero ayudarte a aclarar todas las dudas que tengas porque tal vez no encuentres quién las responda. Nuestra mente a veces es reacia y se niega a entender. Si eso te sucede, intenta dejar todos tus pensamientos y juicios de lado y abre tu corazón para que puedas asimilar esta sencilla y novedosa información.

Este libro fue escrito para ti, y ahora está disponible también para quien quiera conocer cómo transformar su realidad. Te sugiero que a medida que vayas leyendo este texto lo pongas en práctica tan pronto como te sea posible y lo leas cuando te surjan dudas ya que todas las respuestas están aquí. Lo puedes releer varias veces sin necesidad de mantener un orden específico. El Ho’oponopono te permite quedar completamente en control sobre tu vida y lo que te rodea, y desde el principio comienzas a saborear los beneficios.

Siento que mi misión actual es difundir el Ho’oponopono y te invito a que me acompañes a compartir y dar a conocer esta increíble herramienta portadora de la paz. Con el uso frecuente de esta herramienta o como algunos la llamamos, “una nueva forma de vivir la vida”, vas a dejar de ser víctima del mundo, de las circunstancias y de las personas. Nadie te hace nada, y nunca más tendrás un problema sin saber qué hacer. Entonces, al fin, encontrarás la paz dentro de ti, sin importar lo que esté sucediendo a tu alrededor.

Es nuestra responsabilidad crear el mundo que deseamos tener. Si llevamos paz, tendremos un mundo con paz, y se confirma el famoso experimento de masa crítica conocido como EL MONO CIEN, estudio nombrado por el escritor Ken Keyes Jr.1 en su libro “El centésimo mono”, en el cual se demostró que a partir de cierta cantidad de individuos que lograba alcanzar una destreza particular (en este caso monos) se produce un salto evolutivo y surgen cambios radicales, Todo a partir de un grupo pequeño, demostrando así que todos estamos interconectados.

El Ho’oponopono es de origen Hawaiano, y significa rectificar un error. Hoy conocemos la versión modificada llamada también Ho’oponopono Auto identidad, el cual es una moderna adaptación de la costumbre ancestral. Esta técnica en los últimos tiempos se ha vuelto muy conocida por sus enormes beneficios y tuve el placer de compartir con las personas que asistieron a los seminarios que Mabel Katz2, portadora de este conocimiento, impartió en Venezuela, pues tuve el honor de encargarme de su organización.

Debido a que no hay literatura impresa en mi país acerca del tema, este es el primer libro en su género y a partir de ahora estas enseñanzas llegarán a todos los rincones, de manera sencilla, permitiendo que personas como tú y yo, seamos quienes tengamos a nuestro alcance la información para realizar cambios sin la mediación de un maestro, ni un gurú, porque Ho’oponopono es un trabajo interno que cada quien debe realizar sin necesidad de ayuda. Cada quien se hace cargo de su vida, es su entera responsabilidad.

Inmediatamente verás lo fácil que resulta su aplicación en el día a día, sin la necesidad de un maestro a quien debas seguir. Podrás sanar tu vida sin la ayuda de nadie, sólo tú te harás cargo de tu propio destino. Sólo tú asumirás esa responsabilidad.

Con el proceso del Ho’oponopono rápidamente comprendes que lo que te hace bien a ti, le hace bien a todo tu entorno, porque todos estamos interconectados y, como verás más adelante, podemos sanar a otros sanándonos a nosotros mismos.

En este libro vas a encontrar mucha información que he recopilado desde hace algún tiempo sobre el Proceso Ho’oponopono. Parte de este manual es un reflejo de mi experiencia personal practicando esta disciplina. Otra son reseñas de entrevistas y seminarios de Mabel Katz, la alumna del Dr. Ihaleakala Hew Len y material que he ido leyendo y analizando desde hace tiempo. He tratado de profundizar en este apasionante tema para presentarte, amigo lector, una síntesis amena y sorprendente que muestra algo que, a mí no me cabe la menor duda, es real y funciona.

Parecerá algo extraño e increíble lo que vas a comenzar a leer. A todos nos resulta difícil entenderlo al principio, sobre todo si somos nuevos ante estos temas o somos de los que piensan que hay que ver para creer. Esto no es parte de lo que nos han enseñado, pero si abres tu corazón y eres curioso, notarás que hay una parte muy tuya que íntimamente sabe que esta información es correcta. Hay algo en ti que aún recuerda la verdad de quién eres, cuál es tu propósito y para qué has venido. Esa es la parte nuestra que siente cuándo algo es perfecto para nosotros, porque la información nos llega, nos resuena como familiar, entonces sabemos que esto es lo correcto.

Intentaré que este manual sea lo más sencillo posible para facilitar la comprensión de quien está comenzando. Así como tú, yo también estoy constantemente aprendiendo, pero sobre todo, practicando. Te ofrezco aquí un camino para que te inicies en el proceso de transformación de tu vida y comiences a descubrir el inmenso poder que está dentro de ti.

Quiero, por esta vía, agradecer a todos quienes han contribuido a difundir esta información y han ayudado a tanta gente a transformar su vida con sus invaluables aportes, así como lo han hecho y siguen haciendo constantemente con la mía.
El Ho’oponopono llegó a mi vida en un momento de crisis tanto a nivel interno (conmigo misma) como externo (todo lo que me rodea). Todo andaba mal, me encontraba muy afligida, perturbada, estresada, no existía paz ni armonía en mis relaciones, ni en el trabajo, con el dinero y con mi familia. En fin, todo era un caos. Visitaba regularmente al psicólogo, tenía terapia todas las semanas pero no sentía que esto me aliviara, no encontraba tranquilidad. Aunque parecía hallar la causa y el origen de mis problemas, esto no los hacía desaparecer, seguía sumergida en una depresión y constante ansiedad.

Al principio, cuando me enteré del Ho’oponopono, lo tomé como una técnica más. Me había acostumbrado a ser una buscadora de oficio. Buscaba maneras de ayudar a los demás a cambiar; trataba por todos los medios y de infinitas formas, a veces hasta ingeniosos modos de manipular, de hacer que la persona objeto de mi momentánea obsesión hiciera lo que yo creía que debía hacer para que yo me sintiera bien y en paz.
Así fue que me enteré de ella, buscando, averiguando y llenándome de información. Tardé tiempo en comprenderla, era demasiado sencillo, pero lo que yo no lograba entender era básicamente que se me pedía que fuera responsable del 100 % de todo lo que ocurría en mi vida. Eso para mí no tenía sentido, ya que yo era víctima de mi pareja, de mi madre, de mi hijo, de la mala suerte, del vecino, del empleado, de mi socio etc. YO ERA LA VÍCTIMA.

¿Qué tal si alguien te dice que tú eres el creador de tu realidad? Probablemente te reirías, ¿no? O tal vez ya lo has oído o leído en alguna parte pero no lo crees, no totalmente. Es absurdo que uno mismo esté creando situaciones que desesperadamente quiere alejar de su vida. Tal vez conoces la Ley de causa y efecto, y ya sabes que cada acción genera una reacción, y claro, según lo que hagamos tendremos un determinado resultado, ¿cierto? Esto sí es fácil de comprender, e incluso de predecir, es la Ley del Karma. También muchos hemos oído hablar de la Ley de Atracción, donde nuestros pensamientos atraen los objetos o situaciones que pensamos o visualizamos, pero de allí a afirmar que todo, absolutamente todo, lo estamos creando nosotros a través de nuestros pensamientos, es en principio duro de digerir y resulta algo absurdo ¿no?
Más adelante te voy a contar cómo funciona todo esto, y cómo podemos cambiar nuestra vida y por lo tanto nuestra realidad.



1- Ken Keyes Jr. (1921-1995) Escritor de libros de superación personal como “El poder del amor incondicional”, “el centésimo mono”, “Cómo hacer que tu vida funcione”, entre otros.
2-Mabel Katz, autora del libro “El camino más fácil”. Oradora, especialista en la técnica Ho’oponopono.
3-El Dr. Ihaleakala Hew Len ha estado practicando el método Ho’oponopono actualizado desde noviembre de 1982. Se lo enseñó Kahuna Lapa’au Morrnah Nalamaku Simeona, quien fue designada tesoro viviente de Hawaii en 1983. Fue parte del plantel de psicólogos de la unidad forense para los mentalmente criminalmente enfermos en el Hospital Estatal de Hawaii por varios años. El enseñó este método en todo el mundo y en las Naciones Unidas varias veces. El Dr. Hew Len tiene un doctorado en la Universidad de iowa
Del sitio web www.zerolimits.info © Joe Vitale Revisión de varias traducciones y a partir del original: Fabio Takashi y Al McAllister.