Cantan las gracias en el cuadro de lo nuestro, muerto
en el aire que no encuentro, entre tus piernas,
ahí cerca pero lejos,
aquí materializado en un texto.
Cantan pero no las oigo, rio
en el marasmos del tiempo.
Cuando la lluvía cae te penetro,
se está tan a gusto aquí:
muerto en el aire que no encuentro.